FRIDAY 15 FEBRUARY 2019

66462_367219299986673_112956075412998_1035857_1704524003_n-285x250Valencia izará la bandera republicana por el aniversario de la II República

“Creo que es un hecho a celebrar por todos los aspectos culturales y de legitimidad”, ha dicho el Alcalde de Valencia, Joan Ribó.

El Ayuntamiento de Valencia colgará una pancarta, en la que incluirá la Senyera valenciana y la bandera republicana, con motivo de la celebración mañana del 85 aniversario de la proclamación de la II República, en la que Valencia fue temporalmente su capital.

Así lo ha asegurado hoy el alcalde de Valencia, Joan Ribó, quien ha explicado que la pancarta la colgarán esta noche o mañana.

“De alguna manera nos parece importante” esta celebración, ha dicho Ribó, quien ha añadido que se celebrará “simbolizando no solo una Senyera, que está bien, sino algo que es importante, que Valencia fue capital de la República española en 1936-37”.

valencia-bandera-republicaRibó desoye al Gobierno y mantendrá la pancarta republicana en el balcón del Ayuntamiento

Moragues envía un requerimiento que exige al alcalde cumplir con la Constitución y la Ley de Banderas 39/1981
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se ha amparado hoy en la diferencia entre una bandera y una pancarta con una bandera para negarse a retirar la que el Ayuntamiento ha colgado en el balcón consistorial tras el requerimiento enviado hoy por la Delegación del Gobierno para que la descuelgue.

Ribó ha dicho, tras el acto de entrega a los familiares de los restos de Teófilo Alcorisa, que le parece “ridículo” exigir la retirada de una pancarta, “porque tres flores amarillas, rojas y moradas también son una bandera, y una pulsera también”, ha asegurado el primer edil, que ha hecho hincapié en que se han negado a colgar una bandera como pedían “grupos de izquierda”.

“Entiendo que al PP le moleste. Ha de molestar a quien no ha hecho nada por reparar la memoria de los represaliados”, ha explicado Ribó. El alcalde, además, ha indicado que se limitan a defender “los valores de la República, de la democracia, en definitiva”.

 

Leer más ...

marcosanaHace unos días nos recibió en su domicilio Marcos Ana. Teníamos pendiente hacerle la entrega del carné indefinido de la Asociación, como socio de honor, así como la medalla de la Asociación.

Mantuvimos con Marcos Ana una relajada conversación en medio de un salón lleno de recuerdos; fotos con aquellas personas que conoció en sus viajes por todo el mundo, carteles de homenajes enmarcados, muchas dedicatorias y libros, muchos libros.

Comienza a hablar de sus orígenes humildes, del amor a sus padres de los que adopta el nombre por el que será conocido, de su compromiso desde muy joven contra el fascismo, de cómo lo apresaron en Alicante y cómo pasó al campo de Albatera; el campo de los Almendros que escribiría Max Aub, buen amigo suyo, de donde recuerda el hambre que pasaban, alimentándose de las pocas hierbas del campo, dice sin rencor “había más personas que hierbas”. Consiguió huir del campo y llegó hasta la casa de su hermana en Alcalá de Henares, allí su cuñado, albañil de profesión, construyó una buhardilla para esconderlo.

En Alcalá, en compañía de otros, inició la formación de una serie de células clandestinas, en esta tarea llamó a un amigo o que él creía amigo, y  se encontró que era confidente de los franquistas por lo que fue detenido y condenado, su ingreso en cárcel le sirvió para consolidar, aún más,  las ideas.

Marcos Ana es una persona que trasmite serenidad, aunque lo que nos cuenta es apasionante, su vida lo ha sido, vivencias muy duras, la muerte siempre próxima, lo cuenta sereno. Nos atrevemos a decir que con optimismo, pues repite varias veces “yo he tenido mucha suerte”. Es difícil entender que la persona que más tiempo permaneció en una prisión franquista, desde los 19 años hasta los 42 años, pueda decir que ha tenido suerte.

A lo largo de la conversación esto de la suerte se entiende. Nos relata como en prisión, además, de empezar a escribir poemas, organizaban las comunas. Sistema de distribución equitativa; todo lo que llegaba a la prisión, fundamentalmente alimentos y productos de higiene, iba a un fondo común y se distribuía entre todos independientemente de quién lo hubiese aportado. Es evidente que es su ideal de vida porque se le iluminan los ojos cuando lo narra. También en la prisión de Porlier desarrolló otro importante papel; tomó la iniciativa de aproximación a los presos comunes. Los presos políticos y los presos comunes no se relacionaban, pero él pensaba que se les podía hablar de las ideas. Así, se produjo una incipiente relación entre unos presos y otros, y “alguna idea cuajó en algunos de ellos”.

Otro de los episodios de su vida que recuerda con más satisfacción es la creación del Centro de Información y Solidaridad con España (CISE). Al salir de prisión, en su partido, el Partido Comunista, consideran que es más seguro para él salir de España, así se exilia en Francia y asume la dirección del CISE. Los objetivos fundamentales eran ayudar a los exiliados españoles, allí acudían de diferentes partidos e incluso sin militancia alguna. Con el transcurrir del tiempo observaron que los emigrantes también tenían dificultades y el CISE se abrió también a ellos. Cuenta que les ayudaban a cubrir las necesidades más básicas, a buscar casa, trabajo, a traducir los documentos, y en general, a aquello que pudieran necesitar. Aquí recuerda “la inestimable ayuda aportada de forma totalmente altruista por Teodulfo Lagunero, hombre generoso donde los haya; un verdadero comunista que ponía millones sin retorno y sin esperar nada a cambio”. No es necesario que nos diga nada; se ve que quiere y admira a Lagunero, del cual nos contará varias anécdotas para concluir: ¡Vaya personaje!.

La labor del CISE no se circunscribía a París, o Francia por extensión; Marcos Ana recorría el mundo dando a conocer la situación de los presos políticos en España, demandó a los gobiernos y a las personas con proyección mediática su solidaridad y apoyo con campañas contra la dictadura franquista y la exigencia de sacar a los presos políticos de las cárceles; nunca cejo en este empeño. Reconoce el apoyo de América latina donde encontraba siempre mucha receptividad. Sonríe con picardía mostrándonos un cartel enmarcado de Luna Park en Buenos Aires, su intervención en 1963 lo llenó a rebosar, al quedar muchas personas sin poder acceder, la organización puso megafonía en la calle. “Hubo una campaña enorme por parte de la embajada franquista contra mí, y eso hizo que me conociera más gente. Cuando intervine comencé dando las gracias a la embajada por su contribución a aquel acto”. Resume con satisfacción: el CISE fue un punto de referencia, un puente para mucha gente que estaba en dificultades.

Volvió del exilio a finales de 1976, desde entonces reside en Madrid, aunque continuó viajando por todo el mundo y continuó escribiendo cosas que llegan al alma. Si hay que destacar algo de Marcos Ana es su disposición, siempre solidaria con el débil; “este afán es lo que da sentido a la vida”.

Nos despide con un breve poema:

“Mi casa y mi corazón

nunca cerrados

que pasen los pájaros, los amigos

el sol y el aire”.

Salimos del domicilio de Marcos Ana, en silencio, con un pensamiento común: ¡Que buena gente es!

Leer más ...

APOYO A LA PROFESORA MIRTA NÚÑEZ DÍAZ- BALART

mirta1

Para leer la entrevista completa realizada a la profesora Mirta en el períodico El Mundo el pasado 7 de febrero, pinchar Aquí

La Asociación de Descendientes del Exilio Español manifiesta públicamente su apoyo a la profesora de la Universidad Complutense de Madrid y directora de la Cátedra de Memoria Histórica de la misma universidad Mirta Núñez Díaz-Balart. Dicha profesora está siendo atacada por los sectores contrarios a la reivindicación de la memoria histórica democrática.
La profesora Núñez Díez-Balart ha sido requerida por el Ayuntamiento de Madrid, al igual que otros colegas de otras universidades, para la elaboración de un plan de actuaciones en materia de memoria histórica. La solicitud de asesoramiento a profesores universitarios es algo habitual, tanto por parte de la administración pública como por empresas privadas. El fundamento de la demanda está en los conocimientos especializados de los profesores e investigadores.
Sin ninguna duda la profesora Núñez Díaz-Balart cuenta con el reconocimiento de la comunidad universitaria, y un prestigio ganado con honestidad y competencia intelectual, demostrado en sus numerosas publicaciones, conferencias y doctorado.
La libertad intelectual es así acosada por sectores que intentan, en materias como ésta, intimidar a los profesionales de diferentes áreas: periodistas, historiadores, sociólogos, abogados y politólogos. A pesar de las amenazas la investigación debe proseguir porque la sociedad española tiene derecho a conocer su historia y las administraciones públicas, democráticamente elegidas en las urnas, tienen el deber de cumplir con este derecho.

Leer más ...

Los Sesenta

Max Aub concibió en 1958 en su exilio mexicano la idea de publicar la revista literaria Los Sesenta, en la que solamente participarían autores que hubieran cumplido esa edad. Su primera intención fue hacer partícipes de dicho proyecto a algunos amigos de la generación poética del 27 con los que compartía inquietudes estéticas. Así se lo hizo saber a Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso, Rafael Alberti y Jorge Guillén, quienes llegaron a figurar junto con Bernardo Giner de los Ríos como coeditores de la revista.
La publicación de la revista, en 1964, permite constatar el fructífero contacto que había entre los escritores exiliados y los que quedaron en la península. Además de repasar la sorprendente correspondencia de Max Aub con los coeditores de la revista, las cartas de diversos autores –Emilio Prados, Luis Cernuda, José Luis Cano, Antonio Espina, José Bergamín, Juan Larrea, Guillermo de Torre o Blanco Aguinaga, entre otros muchos– revelan también importantes argumentaciones teóricas en torno a la pervivencia de la vanguardia, el auge del realismo, la recuperación de textos fundamentales para la revista o la aparición en el panorama español de nuevas voces poéticas.
José Bergamín no quiso participar en la revista; no deseaba escribir “al lado de esos dos académicos de la Real que son Dámaso y Vicente” considerándolos cómplices y cobardes, añadiendo “si vinieras a España lo comprenderías y sentirías como yo”. Dámaso Alonso y Vicente Aleixandre se pusieron a disposición de Max Aub. Esta respuesta encajaba con el objetivo: tender un puente entre los escritores de su generación, los que vivían en España y los que estaban en el exilio. Su idea de revista se fundamentaba en “puros textos de creación”. Si bien tenía muy claro que debía publicarse en México, no sólo por ser un lugar muy representativo del exilio cultural sino también para evitar la censura existente en España.
Ahora se reproducen en edición facsímil por ediciones Ulises en 6 tomos (638 págs) con textos y poemas, además de los citados editores, de León Felipe, Ramón J. Sender, María Teresa León, Miguel de Unamuno, Juan Ramón Jiménez, Manuel Altolaguirre y muchos otros, entre los que se incluye el novelista francés comprometido con la II Republica Española André Malraux.

Leer más ...

marcos anaEl próximo día 20 de enero Marcos Ana cumple 96 años. Con mucho sentido del humor cuando cumple años dice “son años de edad”, de vida tengo muchos menos. ¿Cómo es posible?
Marcos, a la edad le resta los 23 años que pasó en la cárcel, así este mes cumple 73 años. Entró en prisión con 19 años y salió con 42. Es la persona que de manera continuada ha pasado más tiempo en las cárceles franquistas.

Su verdadero nombre es Fernando Macarro. Con quince años se afilió a las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU). Al producirse el golpe fascista contra el gobierno democrático de la II República, en julio de 1936, se va al frente, pero le devolvieron a casa por ser menor de edad. Se incorporó finalmente en 1938. Al acabar la guerra fue encarcelado y torturado. Le denunció un amigo que se había hecho confidente. Estuvo en la cárcel de Porlier, recuerda cuando las madres iban a llevar “el paquete” y se tenían que volver, el funcionario les decía “No, señora, su hijo ha sido fusilado”. Muchas mañanas no sólo faltaban los que habían fusilado, sino que también muchos aparecían muertos de hambre o de frío.

Se le juzgó en dos ocasiones y en las dos la pena fue condena de muerte; era lo habitual en esos días. Cuando las penas se conmutaron por 30 años de prisión a Marcos Ana le cayeron 60 años. En la cárcel comenzó a escribir poemas, en la década de los cincuenta, firmando como Marcos Ana, en homenaje a sus padres. En Porlier coincidió con Buero Vallejo y con Miguel Hernández, cuando éste murió en 1942 en la cárcel de Alicante, los presos le hicieron un homenaje clandestinamente, lo titularon Sino sangriento. En esta misma cárcel participó en la creación del periódico Juventud, en 1943. Posteriormente fue trasladado a las prisiones de Ocaña, Alcalá de Henares y Burgos; donde permaneció de 1946 a 1961.

En uno de sus poemas ante el interés de Rafael Alberti por su situación, le respondía:

Mi vida
os la puedo contar en dos palabras:
Un patio
y un trocito de cielo donde a veces pasan
una nube pérdida y algún pájaro
huyendo de sus alas.

Cuenta que al salir de prisión vomitaba los alimentos, no podía subir a un vehículo, sus ojos no se adaptaban a espacios abiertos y cuando salía al campo se mareaba… no conocía y no entendía muchas cosas del mundo al que había salido.
Se exilia en Francia; el Partido Comunista al que se había afiliado en 1937, le encarga organizar el Centro de Información y Solidaridad con España (CISE) presidido por Picasso y con el apoyo de intelectuales franceses como Yves Montand, Piccoli, Jean Paul Sartre, Jean Cassou y los exiliados españoles; ayudan a dar conocer en todo el mundo la situación de los presos políticos en España. La noche antes del fusilamiento de Julián Grimau (20 abril 1963), hizo un último llamamiento a la clemencia desde Radio París.
Fue amigo de Pablo Neruda. En relación al Ché cuenta una anécdota; cuando en Bolivia mataron a Ernesto Guevara en el macuto que portaba con sus pertenencias encontraron los poemas de Marcos Ana.
Volvió del exilio a finales de 1976 cuando el Gobierno Español le entregó el pasaporte.
Se da a conocer en nuestro país con la publicación del libro Decidme cómo es un árbol (2007) su gran amigo José Saramago le hace el prólogo. En 2009 es propuesto para el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia por la Universidad de Granada, a pesar de los muchos apoyos nacionales e internacionales de personas muy relevantes, no se lo concedieron. En 2010 fue el primer galardonado con el Premio René Cassin de Derechos Humanos, otorgado por el Gobierno Vasco por su actitud al salir de prisión, al defender “la paz y el diálogo y rechazar cualquier deseo de venganza”.
Con este motivo, Marcos Ana declaraba:

“La única venganza a la que yo aspiro es a ver triunfantes los nobles ideales de libertad y justicia social, por los que hemos luchado y por los millares de demócratas españoles perdieron la libertad o su vida”.

Leer más ...

"Es tarea más ardua honrar la memoria de los seres humanos anónimos que la de las personas célebres". Walter Benjamin

  • si-2
  • si-1
  • si4
  • si2-recor
  • si-abocados-exodo
  • si-la_verdadera_nueve
  • si-paso-frontera-prats-de-mollo
  • si-collag
  • si-recor
  • siabocados-exodo