TUESDAY 23 JANUARY 2018

marcosanaHace unos días nos recibió en su domicilio Marcos Ana. Teníamos pendiente hacerle la entrega del carné indefinido de la Asociación, como socio de honor, así como la medalla de la Asociación.

Mantuvimos con Marcos Ana una relajada conversación en medio de un salón lleno de recuerdos; fotos con aquellas personas que conoció en sus viajes por todo el mundo, carteles de homenajes enmarcados, muchas dedicatorias y libros, muchos libros.

Comienza a hablar de sus orígenes humildes, del amor a sus padres de los que adopta el nombre por el que será conocido, de su compromiso desde muy joven contra el fascismo, de cómo lo apresaron en Alicante y cómo pasó al campo de Albatera; el campo de los Almendros que escribiría Max Aub, buen amigo suyo, de donde recuerda el hambre que pasaban, alimentándose de las pocas hierbas del campo, dice sin rencor “había más personas que hierbas”. Consiguió huir del campo y llegó hasta la casa de su hermana en Alcalá de Henares, allí su cuñado, albañil de profesión, construyó una buhardilla para esconderlo.

En Alcalá, en compañía de otros, inició la formación de una serie de células clandestinas, en esta tarea llamó a un amigo o que él creía amigo, y  se encontró que era confidente de los franquistas por lo que fue detenido y condenado, su ingreso en cárcel le sirvió para consolidar, aún más,  las ideas.

Marcos Ana es una persona que trasmite serenidad, aunque lo que nos cuenta es apasionante, su vida lo ha sido, vivencias muy duras, la muerte siempre próxima, lo cuenta sereno. Nos atrevemos a decir que con optimismo, pues repite varias veces “yo he tenido mucha suerte”. Es difícil entender que la persona que más tiempo permaneció en una prisión franquista, desde los 19 años hasta los 42 años, pueda decir que ha tenido suerte.

A lo largo de la conversación esto de la suerte se entiende. Nos relata como en prisión, además, de empezar a escribir poemas, organizaban las comunas. Sistema de distribución equitativa; todo lo que llegaba a la prisión, fundamentalmente alimentos y productos de higiene, iba a un fondo común y se distribuía entre todos independientemente de quién lo hubiese aportado. Es evidente que es su ideal de vida porque se le iluminan los ojos cuando lo narra. También en la prisión de Porlier desarrolló otro importante papel; tomó la iniciativa de aproximación a los presos comunes. Los presos políticos y los presos comunes no se relacionaban, pero él pensaba que se les podía hablar de las ideas. Así, se produjo una incipiente relación entre unos presos y otros, y “alguna idea cuajó en algunos de ellos”.

Otro de los episodios de su vida que recuerda con más satisfacción es la creación del Centro de Información y Solidaridad con España (CISE). Al salir de prisión, en su partido, el Partido Comunista, consideran que es más seguro para él salir de España, así se exilia en Francia y asume la dirección del CISE. Los objetivos fundamentales eran ayudar a los exiliados españoles, allí acudían de diferentes partidos e incluso sin militancia alguna. Con el transcurrir del tiempo observaron que los emigrantes también tenían dificultades y el CISE se abrió también a ellos. Cuenta que les ayudaban a cubrir las necesidades más básicas, a buscar casa, trabajo, a traducir los documentos, y en general, a aquello que pudieran necesitar. Aquí recuerda “la inestimable ayuda aportada de forma totalmente altruista por Teodulfo Lagunero, hombre generoso donde los haya; un verdadero comunista que ponía millones sin retorno y sin esperar nada a cambio”. No es necesario que nos diga nada; se ve que quiere y admira a Lagunero, del cual nos contará varias anécdotas para concluir: ¡Vaya personaje!.

La labor del CISE no se circunscribía a París, o Francia por extensión; Marcos Ana recorría el mundo dando a conocer la situación de los presos políticos en España, demandó a los gobiernos y a las personas con proyección mediática su solidaridad y apoyo con campañas contra la dictadura franquista y la exigencia de sacar a los presos políticos de las cárceles; nunca cejo en este empeño. Reconoce el apoyo de América latina donde encontraba siempre mucha receptividad. Sonríe con picardía mostrándonos un cartel enmarcado de Luna Park en Buenos Aires, su intervención en 1963 lo llenó a rebosar, al quedar muchas personas sin poder acceder, la organización puso megafonía en la calle. “Hubo una campaña enorme por parte de la embajada franquista contra mí, y eso hizo que me conociera más gente. Cuando intervine comencé dando las gracias a la embajada por su contribución a aquel acto”. Resume con satisfacción: el CISE fue un punto de referencia, un puente para mucha gente que estaba en dificultades.

Volvió del exilio a finales de 1976, desde entonces reside en Madrid, aunque continuó viajando por todo el mundo y continuó escribiendo cosas que llegan al alma. Si hay que destacar algo de Marcos Ana es su disposición, siempre solidaria con el débil; “este afán es lo que da sentido a la vida”.

Nos despide con un breve poema:

“Mi casa y mi corazón

nunca cerrados

que pasen los pájaros, los amigos

el sol y el aire”.

Salimos del domicilio de Marcos Ana, en silencio, con un pensamiento común: ¡Que buena gente es!

Leer más ...

El compromiso de México con España tiene una larga historia. Desde el inicio de la guerra civil el presidente de México, Lázaro Cárdenas, ofreció el suelo mexicano y su protección a los españoles leales. En 1937, a petición del Comité Iberoamericano de Ayuda al Pueblo Español, llegan a México cerca de 500 niños, hijos de republicanos muertos en la guerra. También en 1937 se sientan las bases de una institución que se convertiría en un mito La Casa de España en México.

En el Congreso Internacional de Escritores Antifascistas, celebrado en Valencia en 1937, uno de los escritores de México declaraba: “lo que no pudieron hacer los conquistadores en trescientos años de lucha; adueñarse de nuestras almas, lo ha conseguido el pueblo español en ese día memorable que en Cataluña, en Madrid y en Valencia aplastaban a los traidores militares… os digo en nombre del pueblo mexicano que en esta gloriosa lucha que estáis realizando por la libertad humana y el porvenir del mundo, México, como un solo hombre, está con vosotros”.

Al finalizar la Guerra Civil Española un importante número de españoles se exiliaron en México, esto fue posible por la solidaridad y empeño de su presidente. Cárdenas recibió en el puerto de Veracruz a los primeros exiliados españoles que llegaron en el Sinaia, en sus palabras de bienvenida dijo: “Los altos valores que representáis en las ciencias y en las letras contribuirán al brillo de la cultura nacional y recogeremos, a la vez, el ejemplo de superación de la intelectualidad española que puso su patrimonio espiritual al servicio de la república”.

No obstante, a pesar de la leyenda sobre el exilio de los intelectuales en México, éstos suponían el 25% del total. Entre el colectivo de exiliados había un componente importante de obreros y campesinos, pero también militares.
Un grupo de estos españoles exiliados republicanos funda en 1949 el Ateneo Español de México con el fin de promover la cultura y la ciencia española en el país de acogida. Tuvo como antecedente el Ateneo Ramón y Cajal, creado en 1942, con fines médicos y científicos, pero era necesario ampliar los objetivos de este primer Ateneo a otras ramas del saber, con este fin a las ya existentes secciones de matemáticas, físico-química y las ciencias naturales, se suman la filosofía, la historia, la economía, la literatura, la música, el teatro, el cine y la radio y las artes plásticas.
Los republicanos crearon, además, la Casa de España en México, el Colegio de México, la editorial de referencia internacional Fondo de Cultura Económica, entre otras. Todo ello generó una gran actividad cultural española; las propias autoridades mexicanas reconocían que hubo un antes y un después de la llegada del exilio español. Aunque en sus estatutos se incluyen los siguientes fines:

• Defender la tradición de la cultural española.
• Fomentar y estimular la continuación de dicha cultura.
• Estrechar los vínculos de solidaridad entre los españoles en el destierro.
• Coadyuvar […] con independencia de toda política partidista específica a la liberación del pueblo español y al establecimiento del régimen republicano en su territorio, basado en la libertad y democracia.

Siempre abierto a las vanguardias, muy pronto se hizo eco también de la cultura hispanoamericana, fue un centro de investigación, biblioteca para el barrio, convocó concursos de ajedrez, visitas guiadas, actividades infantiles, etc. Centro de acogida y dialogo ayudó a otros refugiados de diferentes países perseguidos por dictaduras. En definitiva, como muy bien fue definido; “centro de apoyo de lo más valioso para el hombre: la paz, la justicia y la libertad”. Con cerca de 22.000 ejemplares, su biblioteca es un centro de referencia mundial, a la misma cada año acuden para desarrollar su trabajo más de 200 investigadores universitarios.

Entre sus fundadores y colaboradores se puede citar: León Felipe, Luis Buñuel, José Giral, Max Aub, Margarita Nelken, José Bergamín, José Miaja, Santiago Genovés, Juan de Oyarzabal, Joaquín D´Harcourt, Adolfo Halfter y tantos y tantos otros.

Hoy debido a la reducción de las ayudas oficiales se encuentra con serios problemas de financiación. Su presidenta Carmen Tagüeña, hija de un teniente coronel republicano, declaraba recientemente: “Las migraciones y los exilios siguen formando parte de la política, y aquí se preserva una lección histórica que no debe olvidarse” y “no es coleccionar reliquias, sino mantener viva una institución que representa la diversidad del exilio, un puente entre España y México, un activo cultural para ambas orillas”.

La Asociación de Descendientes del Exilio Español reivindica que esta parte tan importante de nuestra historia no caiga en el olvido y para ello exige a las autoridades españolas competentes en la materia que ¡ SALVEN EL ATENEO ESPAÑOL DE MÉXICO !.

Leer más ...

El próximo 18 de noviembre tendrá lugar el seminario El Franquismo, cuarenta años después: justicia transicional, archivos y narrativas. Se celebrará en la Facultad de Geografia e Historia de la Universidad Complutense de Madrid y estará organizado por la propia Facultad, el Seminario Complutense de Historia, Cultura y Memoria y la Fundación 1º de Mayo. Como el título indica, se abordarán por diversos especialistas cuestiones que acaparan en los últimos tiempos el interés académico y social.

 PROGRAMA

Leer más ...

París, 24 de octubre de 2015

Rose-Marie Serrano (Amigos de los Republicanos españoles en región parisina)

brigadas2Esta tarde nos reunimos unos amigos de los Republicanos españoles y por lo tanto de las Brigadas Internacionales en París delante de la placa que honra la memoria de  éstas en la avenida Mathurin Moreau para rendir homenaje a aquellos valientes hombres (y algunas mujeres) que  se fueron  de Francia y del mundo entero a defender la República española.

En efecto, como se dice en el libro  Le Colonel Fabien était mon père  (el Coronel Fabien era mi padre) de Monique Georges (traduzco) : «Comités de ayuda al  pueblo español se habían formado espontáneamente por  todas partes en Europa desde julio  y algunos voluntarios ya se habían ido a luchar por su propia iniciativa ; pero fue el 18 de septiembre de 1936 cuando la Internacional comunista, reunida en Moscú decidió « proceder al reclutamiento, entre los obreros de todos los países, de voluntarios que tuvieran una experiencia  militar para enviarlos a España ». El gobierno español dio su acuerdo y el 22 de octubre, publicó el decreto oficial de creación de las Brigadas Internacionales ».

   También leímos otro párrafo del libro que  precisa   que fue en el n° 8 de la Avenida Mathurin Moreau de París,  calle donde vivían los hermanos del que sería brigadista en España, Pierre Georges, «el  Coronel Fabien »,  « donde fueron acogidos los voluntarios franceses y extranjeros, por el Comité de ayuda a la España republicana ».

Una compañera nos leyó la página que concierne la creación de las Brigadas españolas  del libro  Voluntarios de la libertad, 50 poemas sobre las Brigadas Internacionales  (AABI, Severiano Montero): «  Desde el día 12 de octubre comenzaron a afluir a Albacete centenares de voluntarios que, en un primer momento, recibieron instrucción y alojamiento en Albacete…esa llegada de las BI (el 5 de noviembre a Madrid) es narrada por Neruda en un largo poema épico y exaltada por el soneto coral de Alberti ».

Después pasamos a leer unos párrafos del libro L’Espoir guidait leurs pas (La esperanza guiaba sus pasos) de Rémi Skoutelsky , a propósito de las motivaciones  ideológicas de los Brigadistas.

brigadas1Se explica (traduzco)  que decían los voluntarios internacionales dirigiéndose a la población española : « Lo que nos ha atraído en vuestros campos de batalla es, antes que nada, la conciencia de que vuestra causa es la nuestra y la de los  hombres libres del mundo entero y además la voluntad de alzar una protesta, no solo teórica, contra la intervención  de los gobiernos fascistas de Alemania e Italia que han dado a la guerra civil de España el carácter de una lucha general entre fascismo y antifascismo. »

También leímos  los « retratos de  mujeres » del mismo libro, en el que se mencionan mujeres que ejercieron sus actividades en los servicios sanitarios, como Yvonne Robert, quien dirigió el hospital de Benicassim ; Lise Ricol (London) , secretaria-intérprete ; Henriette Royer, secretaria del estado mayor ; Jeanne Oppman, comisaria del servicio de salud y también enlace en el estado mayor del 5° cuerpo d e Modesto ; Adèle Arranz, hija de españoles, quien transmitía los artículos  enviados por Georges Soria del frente a París ; Juliette Ténine, afectada al servicio d e salud de la 14 Brigada. Y muchas más.

 ¿ « Quiénes eran los Brigadistas » pregunta Rémi Skoutelsky ? Contesta : « Vinieron de todos los rincones del hexágono, decenas de comerciantes, de artesanos, de ejecutivos, de campesinos, centenares de empleados se mezclan a los asalariados, en las Brigadas Internacionales ».

 Leímos  además un extracto del libro de Pascal Convert titulado Joseph Epstein, bon pour la légende  (Joseph Epstein, bueno para la leyenda) en lo tocante a Théophile Rol, al que « su experiencia personal de las condiciones de trabajo de aprendiz le condujo  hacia el comunismo y hacia España ». Théo Rol fue brigadista, como Joseph Epstein, su amigo. Explica Pascal Convert que « el comisario   político de la 14 BI Tanguy rendiría homenaje  a la determinación de los combatientes añadiendo  a su nombre el del capitán Théo Rol, jefe del batallón « Comuna de París » de la 14 Brigada, muerto en el frente del Ebro.

También evocamos a Théo Francos que cuenta la batalla del Ebro. Dice Christine Diger en su obra  Un automne pour Madrid, histoire de Théo, combattant  pour la Liberté ( Un otoño por Madrid, historia de Théo, combatiente por la libertad),  dándonos el testimonio del brigadista nacido en Bayonne, de familia española :  (el paso del Ebro) « era la batalla de la esperanza y de la  desesperación  porque sabíamos que era el final. No podíamos rivalizar con ellos. Teníamos mucho valor pero el valor no bastaba ». Para evocar a su amigo Pierre, muerto en las últimas horas de la batalla de Ebro en la sierra de Caballs, Théo  Francos recordaba que cantaban  L’adieu (la Despedida),  un canto de las Brigadas Internacionales.

Silvio nos habló de los 2000 Brigadistas brasileños, de los que murieron muchos. Nos trajo una magnífica bandera tricolor de seda con la estrella de las Brigadas Internacionales, que enarbolamos  también junto a la placa.

Entre los  trágicos párrafos  históricos leídos  por los amigos, leímos  varios poemas emocionantes como la Canción de amor para las Brigadas Internacionales, de Julián Marcos :

brigadas3

«Pero otras muchas voces murieron por nosotros

y sus nombres ni siquiera están puestos

en una piedra grande.

Galopan estas voces hasta mi corazón.

En él tienen cabida ».

Otra amiga leyó  el poema La llegada a Madrid de la Brigada Internacional de Neruda

«Hermanos, que desde ahora

vuestra pureza y vuestra fuerza, vuestra historia solemne

sea conocida del niño y del varón, de la mujer y del viejo,

llegue a todos los seres sin esperanza,

baje a las minas corroídas por el aire sulfúrico

suba las escaleras inhumanas del esclavo,

que todas las estrellas, que todas las espigas de Castilla y del mundo

escriban vuestro nombre y vuestra áspera lucha

y vuestra victoria fuerte y terrestre como una encina roja.

Porque habéis hecho renacer con vuestro sacrificio

la fe perdida, el alma ausente, la confianza en la tierra,

y por vuestra abundancia, por vuestra nobleza, por vuestros muertos,

como por un valle de duras rocas de sangre

pasa un inmenso río con paloma de acero y de esperanza.

 Leímos Las puertas de Madrid de Miguel Hernández, (canto cuya música es de Lan Adomina), sacado del libro  Les musiques pendant la guerre d’Espagne (las músicas durante la guerra de España) : « Las puertas son del cielo/ las puertas de Madrid/cerradas por el pueblo/nadie las puede abrir ».

Manuel Ruiz Robles,  nuestro amigo, miembro  del colectivo ANEMOI nos leyó de modo muy expresivo los cantos : México en España (de Pascual Plá y Beltrán y Silvestre Revueltas) : « Dejamos las tierras de verde maíz ; /del valle de Anahuac/vinimos aquí,/a ganar con la sangre una vida sin par,/que forge la aurora de la  Humanidad » y otro bello Canto  a la Flota Republicana  (de Félix Vicente Ramos y Rafael Casasempre):

«Surca los mares de la nación/ la flota republicana /puesta su proa con decisión a rutas de salvación…sigue adelante, marino fiel/que serás el vigia, /y de la patria gran timonel /que libre al mundo del fascismo cruel ».

 Enrique también nos leyó con entusiasmo en alemán Das Thälmannlied de Erich Weinert et Paul Arma en honor a la Brigada llamada del nombre del dirigente comunista alemán.

Por fin cantamos varios cantos de nuestro repertorio en el aque nos gustaria poder integrar otra vez el de La Marcha de las BI,  (cuya letra -de Erich Weinert- y cuya música -de Carlos Palacio-  quisiéramos aprender) : La Marsellesa (pacífica), El himno de Riego (pacífico), el Paso del Ebro (mucho menos) entre ellos, antes de dar vivas a las Brigadas Internacionales, a la República y a la Tercera con gran  entusiasmo y convicción.

Satisfechos  de la presencia este año de todas las generaciones (estaban una niña de tres años en brazos de su madre jovencita, un joven historiador brasileño, un amigo nacido en 1936 quien nos leyó la magnífica despedida de la Pasionaria a las madres españolas llamándolas a que recuerden los Brigadistas Internacionales a sus hijos, «una vez cicatrizadas las heridas» , a que les hablen de ellos, «cuando hayan muerto los rencores… » ) , pusimos un segundo ramo tricolor a la bella placa de los Brigadistas, nos sacamos fotos  con todas las banderas tricolores y nos fuimos a charlar amistosamente un rato de nuestros proyectos y perspectivas de acción en 2016, que será el  80 aniversario de  los graves acontecimientos  que sucedieron en España, que originaron la marcha  solidaria y generosa de las Brigadas.

 

Leer más ...

Los próximos días 5, 6 y 7 de noviembre, fechas próximas a la muerte del Presidente Manuel Azaña, se celebrara en Montauban una edición más de las Jornadas (las décimas) de la Asociación Prèsence de Manuel Azaña. Organizadas en cuatro mesas de trabajo temáticas: El gran dilema y las instituciones; las fuerzas sociales y políticas; la guerra y la revolución y la democracia y los intelectuales. Sobre estos temas debatirán expertos de diferentes universidades tanto españolas como francesas.

Programa de las 10ª Jornadas Manuel Azaña   Coordonnées GPS : lat. 44° 1′ 30″ – long. 1° 22′ 9″

 

Leer más ...

"Es tarea más ardua honrar la memoria de los seres humanos anónimos que la de las personas célebres". Walter Benjamin

  • si-2
  • si-1
  • si4
  • si2-recor
  • si-abocados-exodo
  • si-la_verdadera_nueve
  • si-paso-frontera-prats-de-mollo
  • si-collag
  • si-recor
  • siabocados-exodo