La Asociación de Descendientes del Exilio Español agradece a las autoridades locales este homenaje.

Patrick Malavieille, alcalde de La Grand’Combe, saluda a los descendientes de los republicanos españoles

 

Como cada año, en el mes de junio, ha tenido lugar la ceremonia de homenaje a los guerrilleros españoles en los Departamentos del Gard, la Lozère y Ardèche, ubicados en la comuna de Portes donde se ha construido un Memorial.

En la estela de dicho Memorial están grabados más de 60 nombres de españoles que perdieron la vida luchando con coraje contra los nazis.

Dos de ellos, Casimiro Camblor y Gregorio Hernández, fueron fusilados por los alemanes como represalia a actos de sabotaje.

La labor de los republicanos españoles en Cévennes fue crucial para liberar el país y recuperar la libertad.

El Ayuntamiento de La Grand’Combe ha puesto el nombre de «Guérilleros Espagnoles» a una calle de la ciudad para rendir así el merecido homenaje a esos jóvenes «extranjeros y, sin embargo, nuestros hermanos» como muy bien decía el poeta Louis Aragón.